sábado, 10 de julio de 2010

I will survive, I WILL SURVIVE, YEEEAAAH ♪

ACLARACIÓN: Pensamos que no se iba aprestar a confusión, pero lean de nuevo y se van a dar cuenta de que el que les habla soy yo, Cocó.
Antes que nada, al que le importe quiero avisarle que estoy bien y ya casi recuperado. 
Para los que no recuerdan o no leyeron, a la doña se le ocurrió sobre-exigir materia gris para un par de parcialitos, haciendo que yo me resbale con el jugo de seso y me caiga a la mierda. 

-Jaja mirá saliste en Google... 
-Ah sos graciosa...
 
Gaa se percató inmediatamente, no se dan una idea. La flor de turra estaba dele llamando al novio para ver si se presentaba o no porque "no llegaba", como si el pibe le fuera a traer una solución mágica a las 2 am. 
Cuando estaba sola y se dio cuenta de que no tenía con quién hablar, volvió a acordarse de que existía y me mandó al veterinario. Hubiese estado genial, DIVINO en el caso de que yo fuese un animal ¿no? Pero como no lo soy ¬¬, me derivaron al hospital. 
Lo bueno: un hermoso descanso de los mambos de ésta.
-Ésta tiene nombre!
-Sí, ésta también y te quiere saludar...
-¡Callate forro si sos asexuado! Uno los cría y así te agradecen mierda... 
Lo malo: Estar internado es una mierda.

Uno se piensa que estar tirado en una cama y que le sirvan es lo mejor que hay, lástima que cuando pasé la puerta del hospital en silla de ruedas no me convertí en Donald Trump (o Ricardo Fort, el que prefieran) para que vengan 15 personas a abanicarme, darme frutas y hacer tap adelante mío; cambiá todo eso por jeringa, vitina y una tele a monedas. 
Me levantaron a la hora que canta el gallo para hacerme los chequeos: que te miran, que te tocan, que te pinchan... Es increíble lo que los pacientes se dejan hacer por el médico... 
-Jajaja, no todos, vos solito ;) - ¬¬ sigo... 
 Ya en la habitación, venía la enfermera que era Tronchatoro con cara de "Hola, no veo falo hace 3 años" y me acomodaba la cama terminando de descuajeringarme la espalda; y ni hablemos de cuando me tiró el papagayo encima la bruta. 
Al otro día no vino más, no sé que pasó...  
 
El segundo día traté de dormir, pero a la vieja de al lado le cayeron todas las chicas del bingo y para variar, ocuparon la tele con un mix del canal Volver y Rial. Al día siguiente se la llevaron envuelta, qué pudo haber pasado si la señora andaba bien?...
La comida ya saben cómo es, no hace falta decir que encima de que te la dan a la hora de la merienda como si uno tuviera 80, es como mandarse alpiste regurgitado por una cotorra... 

Elijan ustedes, la de la izquierda tiene coca y compite bastante...
 
Después de cuatro días de eso, se te va la paja de todo, se los aseguro. Igual agradezco a todos los que me trataron bien ahí adentro y a la vida misma, porque imagínense esto unas décadas después, cuando más o menos estemos así...
 No se caguen de la risa que todo llega... 

Pd: Todo bien con los hospitales eh, mirá si se me viene a quejar el Moyano de los hospitales después y se me arma la podrida...
Pd2: Gaa el título no pega ni con poxi mami...
Cocó.

7 comentarios:

  1. AJJAJAJAJAJAJAJAJAAJAJAJAJAJAJ Ja
    asojdñasjdjk12nolj 3n12 (?)
    no pare de reirme muy bueno JAJA

    ResponderEliminar
  2. Blda! estubiste internada?! gracias por avisar... por lo menos te iba a ver y te cagabas de risa un rato!!

    Espero que estés bien, pito!

    Te AMAAAMOOOOOSSS

    Anto y Mario (si, mario está aca con migo )

    ResponderEliminar
  3. uhhhhhh que bajon, que te pasooo ??? :O
    espero que estes mejor, y si pasar por los hospitales es un pijazo, pero uno aprende a valorar despues el poder ser libre jajaja beso gaa

    ResponderEliminar
  4. JAJAJAJAAJAJAJA NO ESTUVE INTERNADA, ES COCÓ EL QUE HABLA!

    ResponderEliminar
  5. ahora si lo entendí, hacía falta una segunda lectura y no leerlo un sábado a las 4 de la mañana después de haber consumido medio fernet u.u

    ResponderEliminar