lunes, 26 de julio de 2010

And here it goes again ♪

Cocó: Otra vez flaca, vos no aprendés más... ¿Cómo le vas a decir que rapado le queda para el culo?
Gaa: ¿Pero qué querés que haga? Venía re linda la cosa y la cagué, pero no puedo no decir las cosas como son.


A veces cuando hago alguna de esas entrevistas pelotudas (vieron como es la fama jaja) o test y encuestas y me preguntan una buena cualidad mía suelo contestar "la sinceridad". 
Ahora, ¿Cuán buena es? ¿Es buena cuando una termina cada dos por tres cagando todo a lo pato de campo? ¿Cuándo una persona excede el límite del "no me digas lo que quiero escuchar" o el "siempre que pase algo no te lo guardes"? Si yo te digo, la verdad estás un poco baqueta, chongueá que el flaco ese ya no te registra, ese peinado te queda para el orto, tu chongo parece el gordo salvavidas que enfocan en la parte de "zapán" de la propaganda de Buscapina... 

Ta bravo el topless de mondongos... 

Bueno sí, cae mal. ¡Pero digamos que la gente lo pide che! 
Cocó: La gente pide sinceridad, ¡No tu crueldad bruta con 0 anestesia, bestia! 
A eso voy Coquette... ¿Para qué voy a ser sincera si después me piden indirectamente que alrededor de la verdad les tire 10 pequeños pony, un arcoiris, 4 kilos de azúcar y a Heidi con el boludo del amigo que no me acuerdo el nombre revolcándose por ahí? 

No es de hija de puta, pero la realidad se parece más al pony sádico...

Igual hay un porcentaje mínimo de gente que agradece que sea así: sincera, cruda y hasta confundible con bardera. Soy de las que cree que la sutileza no sirve para una mierda, ojo, admito que quizás no debería ser taaaaaan literal cuando me dicen que les diga la verdad... 


O sí, seguir con mi línea pero tampoco de irme al carajo SIEMPRE
Yo no digo que soy la persona más tolerante a una crítica eh! Cocó: Y no, si cada vez que te digo algo no me cagás a trompadas sólo porque el hisopo no es más chico... 

Convincente la propaganda, no lo neguemos...

Digan lo que me digan, ni una horda de boludos corriéndome con gomeras me va a hacer cambiar la manera en la que digo las cosas, porque ni yo voy a hacer eso ni el que está queriendo pegarse un tiro desde que dije dos palabras va a hacerme caso a mí. 

¿Ven que el mundo es perfecto en nuestra terquedad y somos todos felices? ¿O acaso ustedes nunca "se zarparon en sinceros" y no sabían dónde meterse? En fin, uno se va acostumbrando a sentirse como el orto después de haberla embarrado tantas veces y la cosa se va haciendo más llevadera, y hasta linda les diría... 

Cocó: Definitivamente, no aprendés más...

5 comentarios:

  1. U.U me eh ido al carajo en sincera y se han ido a la mierda tmb pero prefiero una cruel verdad que una mentira que me llene de ilusiones al pedo...

    Love You Gaa U.U no cambies!!!

    ResponderEliminar
  2. Pero tenés que ser así!!!!!, Si no hubiese gente que le diga la cruel verdad en la cara a la gente como que este mundo sería bastante aburrido, igual lo podés decir con un poco más de onda también jajaja :)

    ResponderEliminar
  3. No Gaa, no cambien ni un poco tu sinceridad, ni le pongas onda. Las cosas como son, al que no le gusta que le digan las cosas por mas cruel que sea es un infeliz.

    Te Quiero Mucho!!
    Dani :)

    ResponderEliminar
  4. El amiguito de Heidi se llama Pedro xD
    Y sí, me he ido de mambo siendo sincera, MUCHISIMAS veces. Lo que pasa, es que como vos sabés, me gusta que sean sinceros con migo. Eso es todo.

    Love u!
    Buena Vibra!

    Anto.-

    ResponderEliminar
  5. hola gaa,
    si yo tambien lastime gente diciendole la verdad... aunq trato de no ser tan brusco...
    pero me encanta tu personalidad y creo que vos tenes un carisma especial para ser sincera... como dijo anto a mi tmb me gusta q sean sinceros conmigo...
    gracias por ese lunes a la tarde en la fabrica... que me cantaste las 40 y me hiciste pones los pies en la tierra...
    te kieroo

    MaRiO

    ResponderEliminar